celia muñoz su obra

El espejo, el reflejo, la cabeza… son temas que reaparecen a lo largo de mi producción desde el año 2000. Reducidos a formas básicas, a veces simbólicas, organizan espacios amontonados de materia plástica.

Todo comienza con los interminables preparativos y momentos catatónicos en los que cualquier excusa es buena para salirse del objetivo.

Al pintar surgen preguntas, dudas, temas… que no se resuelven en un solo cuadro, por eso prefiero trabajar en serie, tapando y recuperando se van desvelando “pistas” sobre las que me apoyo para no acabar en un caos.